Qué crampones debemos elegir?

Por: Alejandro Ellena

Alejandro, nuestro técnico deportivo y guía encargado de llevar a nuestr@s querid@s Tupanguer@s por las montañas con toda la tranquilidad de estar con un profesional y experto en numerosos campos relacionados con la montaña, acaba de publicar su última entrada en su blog Correrriscos sobre un tema muy interesante y francamente, dificil de informarse en el mundo  cotidiano (salvo, si es Alex el que lo explica, claro!).

Aquí os dejamos su contenido, y esperamos que os sirva de ayuda!

QUÉ CRAMPONES ELEGIR.

El crampón una herramienta esencial para nuestros pies en el terreno de la montaña invernal. Nos permite desplazarnos por superficies heladas como los glaciares, progresar por laderas de nieve y hielo o escalar paredes verticales tanto de hielo como de roca. ¿Pero? ¿Vale un mismo crampón para todo? ¿Tengo que gastarme una fortuna? Sigue leyendo y despejaremos las dudas.

QUE ES UN CRAMPÓN Y QUE PARTES LO COMPONEN.

Pasaremos a definir el crampón de una manera muy general, para luego ir tipo a tipo hablando de sus virtudes, defectos y cual conviene a cada actividad.

1-PARTES QUE LO COMPONEN:

 esquema crampon.JPG
Partes que componen un crampón. Esquema: Elaboración propia.

1.1-Estructura:

El crampón es una estructura que de manera general se realiza en acero, existiendo opciones de acero al cromo-libdeno en busca de una mayor resistencia o de aleaciones de aluminio buscando ligereza.

La estructura esta compuesta de una pieza delantera y una trasera que se unen por medio de una barra dotada de un sistema de regulación, para cubrir un rango de tallas.

 kong-crampones-de-correas-tp_3393396571710134439f.jpg
Detalle de barra regulable de unión de ambas piezas.

Ambas estructuras están dotadas de unas puntas, que pueden presentar diversos diseños para distintos fines como uso en nieve, en hielo, escalada mixta, dry-tooling…

En los apartados profundizaremos sobre cada tipo de crampón, para qué sirve y que nos interesa comprar en función de nuestra actividad.

Estructura modular. Las puntas frontales, en algunos casos pueden variarse en bipunta a monopunta, o bipunta con puntas desalineadas. Esto abre un rango de actividades muy importante sin necesitar acudir a varios crampones.

1.2-Anclaje:

El crampón puede anclarse a la bota principalmente con 3 variantes. Sistema de correas. Junto a dos piezas de plástico y un sistema de doble hebilla, conforma una solución universal para anclar a casi cualquier bota.

crampones_123.png

El semiautomático va dotado de una talonera que inserta en el borde trasero de una bota provista de dicho anclaje, constituyendo una unión muy sólida y rápida para poner/quitar. Dejando solo la parte delantera con un sistema de correas.

Los automáticos, al ya citado sistema de talonera, se le une una barra delantera que inserta en el reborde delantero de las botas que van provistas de ello. Quedando un sistema rápido y fiable, que suele recurrir a un simple y ligero sistema de correa para evitar la pérdida del crampón en caso de salida de este, del emplazamiento.

Los modulares. Son un recurso bastante moderno y permite variar en anclaje delantero de semiautomático a automático, dando respuesta a esos usuarios que utilizan distintas botas según la actividad. Este sistema comenzó con el crampón Petzl Lynx, a lo que le siguieron otros fabricantes como Grivel.

1.3-Accesorios:

-Anti-Boot: El anti-boot o antizueco, viene generalmente de serie en muchos crampones. Es una pieza de plástico o goma que evita la formación del zueco de nieve bajo el crampón, que inutilizaría el trabajo de las puntas inferiores. Esto podría derivar en peligrosas caídas.

2-NÚMERO DE PUNTAS DE UN CRAMPÓN. ¿QUE ME CONVIENE ELEGIR?

2.1-10 PUNTAS:

El  crampón primitivo tenía 10 puntas, pero todas las puntas apuntaban al suelo y su uso se reducía a la progresión en terrenos llanos, en laderas con la técnica de todas las puntas y en superficies duras requería ir tallando escalones.

 ori_2050_1537739858_1109287_Mounteneering_Crampons1.jpg
Crampón primitivo de 10 puntas. Carece de puntas frontales.

Hoy día los crampones de 10 puntas van dotados de puntas frontales. Gracias a un diseño 4-4-2 permite progresión glaciar y una buena capacidad progresando en pendiente, mientras esta sea de una dificultad sencilla. La punta “que pierde” respecto a un crampón de 12 puntas se halla en la superficie de los metatarsos y ello resta capacidad al crampón en descensos delicados y laderas expuestas.

 T02A-LLU-IRVIS-HYBRID-LLU_LowRes.jpeg
Crampon ligero de 10 puntas, indicado para el esquí de travesia.

Este crampón esta indicado para esquiadores de montaña y travesía glaciar.

Hay una nueva corriente en crampón ultraligero, pensando en el esquiador de montaña que quiere ahorrar peso en su material o en ese esquiador de montaña de competición.

El ahorro de peso se produce en el material de la estructura, recurriendo a diferentes aleaciones de aluminio, sustituyendo en ocasiones la barra de conexión por un cordino de Dyneema, todo por arañar gramos a la báscula. Ganaremos en plegabilidad y peso, perderemos en prestaciones y durabilidad. Los mejores modelos de Petzl,Grivel y Camp se quedan en el entorno de los 300 a 400gr. Los precios se mueven de 120 a 190 Euros.

Al margen de esta nueva corriente de crampón ultraligero destinado al esquí de montaña de alto rendimiento, el resto de oferta es más que suficiente, con opciones en Petzl, Black Diamond y Grivel. Precios que se mueven entre 95 a 115 euros. Cubriendo en ese rango las opciones de anclaje de correas, semiautomático y automáticos.

Suelen pesar en torno a los 800gr y dan opciones a punteras específicas para botas de snow o Telemark.

2.2-12 PUNTAS

Probablemente el crampón mas vendido. La oferta es abrumadora. Y es precisamente ante el exceso de oferta, donde debemos fijarnos con mayor detalle. Veremos precios rompedores como precios carísimos. Nada es casual. Materiales, diseño, aleaciones, todo suma o resta.

El crampón de 12 puntas lo encontraremos en varios diseños.

-Clásicos: Esta configuración son 4 puntas traseras, seis delanteras y dos planas. Este diseño va enfocado a un alpinismo clásico. Corredores y palas de dificultad sencilla a moderada, cimas principales por rutas clásicas y hallando el límite donde aparezca el hielo y los pasos de mixto.

 crampones-alpamayo-12c-de-tp_1119939784742138313f.jpg
Crampón clásico de 12 puntas, orientado a un uso en nieve y pendiente sencilla

Las puntas secundarias nos darán una idea de las aptitudes en pendiente. Cuanto mas agresivas, serradas y orientadas hacia el frente, mas capaces en pendientes pronunciadas.

Camp Stalker o Petzl Darwin son los perfectos ejemplos del crampón clásico de 12 puntas.

-Técnicos: El cambio de las puntas frontales planas por unas verticales y unas puntas secundarias serradas y muy orientadas al frente, convierten al crampón de 12 puntas en totalmente apto para la escalada en hielo, mixto y alpinismo técnico. Aquí se hallan modelos como el Black Diamond Cyborg. Mantienen un compromiso con su uso en nieve con un perfil en “T”, fusionando el perfil horizontal y vertical.

 103168.jpg
Cramón técnico de 12 puntas. Gran rango de uso en hielo,nieve y mixto.

-Técnicos de hielo y mixto: De mas reciente aparición son los nuevos crampones técnicos y muy específicos. Prescindiendo de antiboot y estructuras amplias, quedando un crampón casi minimalista, se centran directamente en la escalada en hielo, mixto y dry-tooling. Son mas ligeros que las opciones clásicas y técnicas, pero ceden en versatilidad.

 T21A-LLF-DARTWIN-LLF_LowRes.jpeg
Crampón técnico de 12 puntas. Muy enfocado a la escalada en hielo, existen tambien versión monopunta

2.3-14 PUNTAS.

La evolución del crampón de 12 puntas caminó a añadir una pareja de puntas mas junto a las puntas secundarias. La explicación es que en el crampón de 12 puntas, el diseñador ha de elegir si primar la capacidad en escalada o en travesía, las 14 puntas cumplen en todos los cometidos al desdoblar la punta secundaría en una punta doble, muy agresiva en escalada y a su vez una punta que sigue respondiendo perfectamente en travesía.

 crampones-lynx-14-puntas-alpinismo-leverlock-glaciar-petzl-D_NQ_NP_929521-MLM20805655493_072016-O.jpg
Crampón modular de 14 puntas, radio de uso casi total.

Las puntas frontales en este tipo de  crampón, son verticales, orientadas a un gran rendimiento en escalada en hielo, nieves duras y mixto, funcionando en perfecta armonía con una punta secundaria muy agresiva. En la práctica totalidad de las opciones, las puntas son intercambiables, permitiendo alargar la vida del crampón.

El sistema de puntas intercambiables y el hecho de existir dos puntas más,aumenta el peso unos gramos, pero abre un gran terreno de juego. Generalmente son los crampones “punta de lanza” de cada catálogo. Petzl Lynx ó Grivel G14 son 2 de las referencias.

 LEV.jpg
Crampón modular usando sistema de monopunta, mas apto para mixto y hielo

Actualmente, gran parte del catálogo de las 14 puntas incluye las puntas frontales modulares. Esto es pasar de doble punta, a monopunta o puntas desalineadas, de modo que en un crampón tienes un gran crampón para alpinismo técnico y clásico, para escalada en hielo, mixto y que se permite rendir en dry-tooling. Su rango es el mayor del catálogo, notándose en el precio.

Las opciones de 14 puntas modulares, rondan los 200 euros.

Petzl con la presentación de su crampón Lynx hace 4 temporadas, a todo lo expuesto sumó la posibilidad de variar la puntera entre automática y semiautomática. Aunque ha tardado, el resto de fabricantes, como Grivel, han ido presentando esta opción en sus crampones, haciéndolo extensivo a resto de gama, según casos.

2.4-OTRAS OPCIONES.

Ya que hablamos de todos los crampones habidos y por haber, hay que hablar del crampón de fortuna. Es una opción muy básica y ligera, pensada para esos días de excursión sencilla en que temes que pueda aparecer alguna lengua helada, algún nevero llano. En definitiva, algún pequeño imprevisto que quieres librar y continuar con tu marcha “estival”.

images.jpg

Estos crampones de fortuna nunca, jamás sustituirán a un crampón, si en cambio complementarán a ellos, en esos días de verano en Pirineo o Cordillera cantábrica donde queda algún nevero resistente, en un terreno poco expuesto, y que moviendo poco mas de XXX gramos, resolvemos la situación.

Camp o Petzl, por señalar dos fabricantes dan opciones. Son estructuras de 6 o más pequeñas puntas, unidas por cadenas y en ocasiones alguna pieza de plástico o goma.

Los Camp Ice Master ofrecen una estructura bastante completa, con superficie de puntas en metatarsos y talón por unos 35 euros.

 camp-icemaster_1.jpg
Camp Ice Master. Gran opción entre los crampones básicos.

Aparte de lo ya comentado, hay mas opciones de estructuras muy sencillas orientadas a ensamblarse en zapatillas, dotadas de pinchos, puntas o cadenas. Todo es válido, siempre que no se pierda de vista el terreno de uso de estos accesorios auxiliares.

 

 crampon zapas3.JPG
Crampón básico, orientado al trail running.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: